Saltar al contenido principal

185 familias de Guamote, Penipe, Guano y Alausí acceden a viviendas dignas

El sueño de contar con una vivienda propia, se hizo realidad para familias de bajos recursos económicos de los cantones Guamote, Penipe, Guano y Alausí, de la provincia de Chimborazo.

En estos cantones, el Gobierno Nacional por medio del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, financió la construcción de 185 soluciones habitacionales, con una inversión de alrededor de  1’200.000 dólares, provenientes del Bono de la Vivienda.

Jorge Cajo Jiménez de 42 años de edad, de profesión albañil, es uno de los beneficiarios del comité de vivienda rural Santa Lucía de la parroquia La Matriz, del cantón Guamote. Él se muestra contento con su nueva vivienda, porque dice, existe más comodidad para los integrantes de su familia, compuesta por su esposa María Hortensia Yasaca y sus hijos Edison Alexander de 9 años de edad, Jannet Marlene de 12 años y Erika Isabel Cajo de 15 años.

Recuerda que hasta hace aproximadamente un mes atrás, vivía en una casa prestada en la comunidad Santa Cruz de Alivia, en la parte alta de la parroquia La Matriz del cantón Guamote, en donde las condiciones de vida no eran del todo favorables; la vivienda estaba deteriorada, el piso era de tierras y el techo de zinc, que cuando llovía, filtraba el agua con facilidad.

Sin embargo, esa realidad hoy es diferente. Jorge Cajo, al igual que las 184 familias beneficiarias de los programas de vivienda rural Langos-San Alfonso y Pungal-San Miguel (Guano), San José de Encalado y Santa Lucía (Guamote), Bayusig (Penipe) y Curiquinga (Alausí), viven dignamente, en espacios adecuados y saludables.

“Hoy la calidad de vida de mi familia mejoró, tenemos más comodidad y espacios para la cocina, para el estudio de mis hijos”, señaló Cajo Jiménez, con evidente alegría.

Las viviendas de estos programas están construidas en hormigón armado, paredes de bloque, pisos con cerámica, puerta principal metálica e internas de madera, cubierta de fibrocemento; son de 36 metros cuadrados, con una sala, comedor, dos dormitorios, un baño completo y servicios básicos.