Saltar al contenido principal

29 familias de Oña mejoran calidad de vida a través de viviendas dignas

La alegría de tener casa propia, cobija a familias de bajos recursos económicos de la parroquia Susudel, del cantón Oña, sur de la provincia del Azuay. Aquí, el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, construyó 29 soluciones habitacionales a través del proyecto San Jerónimo.

“Estoy contento de tener una casa hermosa, que nos permite vivir dignamente, en espacios saludables”, señaló Wilmer Macías, beneficiario de este proyecto, que vive en el barrio Barín, junto a la vía Cuenca – Loja, en donde habitan alrededor de 18 familias, de las cuales tres accedieron al bono de vivienda.

Wilmer Macías, oriundo de Urdaneta, provincia de Los Ríos, junto a su esposa Glendy Ullo y su hijo Josue Macías Ullo de 3 años de edad, mejoraron la calidad de vida gracias al apoyo del Gobierno Nacional. Pasaron de vivir en una casa arrendada de un solo cuarto, con piso de tierra, a una con espacios adecuados para dormitorios, cocina, sala, comedor y baño.

“Nunca pensé ser dueña de una casa, pero gracias al Gobierno Nacional y al MIDUVI, hoy ya la tengo”, sostuvo por su parte Diana Marisol Loja, beneficiaria y Presidenta del Comité de Vivienda San Jerónimo, proyecto que se caracteriza porque las casas fueron construidas respetando el entorno natural, cultural y arquitectónico del lugar.

Loja, explicó que las gestiones para acceder a esta obra empezaron hace 4 años, con 48 postulantes y después de un análisis de la situación de cada familia, 29 personas fueron calificadas, mismas que hoy ya disfrutan de las comodidades de las nuevas viviendas.

“Tener una casa digna, permite mejorar la calidad de vida de las familias”, aseguró la dirigente.

En las afueras del centro urbano de Oña, en el barrio Wuashaloma, vive Cristina Calle Ortega de 22 años de edad, madre soltera, a quien el hecho de tener casa propia le llena alegría, porque ya no deberá pagar arriendo cada mes y porque su hijo Daniel Quezada, tiene el espacio suficiente para realizar sus actividades.

Por ello, Calle, expresó el agradecimiento al Gobierno Nacional y al MIDUVI por la obra ejecutada a favor de las familias que fueron relegadas por gobiernos anteriores.

Para la construcción del proyecto de vivienda San Jerónimo, el MIDUVI realizó una inversión cercana a los 150.000 dólares, canalizados a través del bono de la vivienda. En la obra también participó el Gobierno Municipal de Oña con un aporte de 25.000 dólares, para la adquisición de cerámica y teja para las viviendas.