Saltar al contenido principal

Autoridades del Gobierno Nacional entregaron programa de vivienda fiscal El Salado-Yanuncay

En un ambiente de alegría, autoridades del Gobierno Nacional, realizaron la entrega oficial del programa de Vivienda Fiscal El Salado-Yanuncay, construido en  la ciudad de Cuenca, provincia del Azuay.

“Estamos entregando un proyecto integral que permitirá que los policías y sus familias vivan en condiciones dignas”, señaló la Viceministra de Desarrollo Urbano y Vivienda, Alexandra Lastra, durante el acto de entrega de la obra, realizado al medio día de este lunes 13 de enero, en los espacios de este conjunto habitacional, ubicado en la parroquia Yanuncay, sur de Cuenca.

La autoridad ministerial, sostuvo que este es otro avance del Gobierno de la Revolución Ciudadana, en procura de cerrar el déficit de vivienda fiscal. Aquí recordó que desde el año 2010, se construyeron 1.774 viviendas para miembros de las Policía Nacional y Fuerzas Armadas, con una versión de más de 54 millones de dólares.

Lastra, que asistió al evento en representación del Ministro Diego Aulestia, anunció además, que en el presente año se construirán alrededor de 1.900 viviendas en diferentes ciudades del país, a favor de miembros de la Policía Nacional, Fuerzas Armadas y Comisión de Tránsito del Ecuador.

“Estamos dando pasos importantes para lograr que las personas tengan una vivienda digna, acotó Lastra, ante decenas de policías y familiares que asistieron al evento.

Este programa de vivienda fiscal fue construido con una inversión de alrededor de 2’500.000 dólares, financiados por el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda. Una vez concluida la obra, los departamentos fueron entregados del Ministerio del Interior para su administración.

El programa habitacional El Salado-Yanuncay, se levanta en un área de 6.678 metros cuadrados y un área de construcción de 4.618 metros, consta de 64 departamentos, distribuidos en dos bloques de cuatro pisos; cuenta con servicios básicos, jardineras, espacios verdes, vías de acceso, una garita para guardianía, parqueadero y un espacio para el área administrativa del conjunto habitacional.

Elmer Cabrera, cabo segundo de la Policía Nacional es uno de los beneficiarios de esta acción del Gobierno Nacional. Él espera que se cumplan los trámites que restan para poder utilizar el departamento a más tardar hasta el 31 de este mes.

“Es una excelente obra, porque nos permitirá vivir de mejor manera”, sostuvo este policía de 28 años de edad, nativo de Puyango, provincia de Loja, que actualmente presta sus servicios en el área de Ingeniería de Tránsito del Comando de Policía del Azuay.