Saltar al contenido principal

Conversatorio “cambiando ciudades, construyendo oportunidades” se realizó en Quito

El Ministro de Desarrollo y Vivienda, Pedro Jaramillo, participó en el conversatorio denominado “cambiando ciudades, construyendo oportunidades: el desarrollo de la política nacional urbana en el Ecuador”.

El evento se desarrolló la tarde del jueves 27 de septiembre, en el edificio de la Organización de Naciones Unidas ONU en Quito, en donde participaron autoridades del Gobierno Nacional y de este organismo internacional.

El conversatorio se enmarca en la celebración del Día Mundial del Hábitat, que tiene lugar cada 1 de octubre. Esta fecha fue instaurada en 1986, por la ONU debido a su importancia, al crecimiento de la población y las condiciones del medio.

Durante la cita, las representantes de las instituciones abordaron temas vinculados con las perspectivas de ONU-Hábitat en relación a la política nacional urbana, estrategia territorial urbana y desarrollo urbano.

“En el Ecuador, la recuperación del rol del Estado y de la planificación, se constituyen como el nuevo paradigma para lograr un desarrollo equitativo y solidario. El objetivo  que se pretende conseguir es que la sociedad pueda utilizar su propio hábitat para la satisfacción del conjunto de sus necesidades (habitar, trabajar, moverse, entre otras) y precisamente para el cumplimiento de este fin, es necesario desarrollar nuevos y mejores procesos y herramientas de planificación y desarrollo urbano que coordinen  las relaciones físicas y funcionales de estas actividades humanas”, sostuvo El Ministro ante los asistentes al evento.

También explicó que estos ejes de actuación del MIDUVI constituyen la Revolución Urbana, que hace una apuesta a las herramientas de planificación y de gestión de suelo a fin de tener en un corto plazo ciudades amigables, ordenadas y productivas que enfrenten  las consecuencias negativas del proceso de crecimiento desordenado de las ciudades del país, como los asentamientos informales y en zonas de riesgo, la dificultad de provisión de servicios y equipamientos, el espacio público escaso y de baja calidad, la contaminación, la insuficiencia de  espacios verdes y recreativos públicos o la inseguridad y la violencia generada en parte por la exclusión espacial y económica.

“No se puede hablar de mejorar calidad de vida, sin que se haya abordado la problemática del hábitat y la situación de los servicios de agua potable y saneamiento en el Ecuador”, dijo el Ministro Pedro Jaramillo, en la presentación del conversatorio.

Según la autoridad ministerial, para resolver el tema del agua potable y saneamiento, se requiere una inversión de más de 5.000 millones de dólares.