Familias de Monte Sinaí se sienten respaldadas con Certificados de Adjudicación

Este lunes 03 de febrero fue un día especial para  las familias que habitan en la Cooperativa Las Marías, ubicada en el sector de Monte Sinaí (noroeste de Guayaquil). En este sector, el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (MIDUVI) entregó 714 certificados de adjudicación de terrenos.

La entrega oficial se realizó en un evento que estuvo a cargo del MIDUVI y contó con la participación del Ministro de Desarrollo Urbano y Vivienda, Diego Aulestia; la Ministra Coordinadora de Desarrollo Social, Cecilia Vaca; el Secretario Técnico de Prevención de Asentamientos Humanos Irregulares, Julio César Quiñónez; el Gobernador del Guayas, Rolando Panchana; y más de mil beneficiarios.

En el programa, el Ministro Diego Aulestia indicó que los certificados garantizan la posesión de un lote de terreno para que las familias se sientan tranquilas y dejen de ser presa fácil de los traficantes de tierras. Además afirmó que, en Monte Sinaí, se ha definido un mapa de urbanización que contará con calles, parques y todos los servicios básicos.

Los procesos de intervención son el resultado del Decreto 607, emitido por el Presidente Rafael Correa en diciembre de 2010, que establece la prohibición de asentamientos humanos irregulares para proteger el Sistema Hídrico de Represas y Embalses, que comprende una superficie de 9.232 hectáreas.

Asimismo, la denominada Ley 88 determinó que las familias, que hayan vivido hasta el 2010 en esta zona, podrán acceder a un lote social. En virtud de ello, esta Cartera de Estado y la Secretaría Técnica de Prevención de Asentamientos Humanos Irregulares ejecutaron un censo habitacional para levantar una base de datos de los beneficiarios del proceso de legalización.

“El crecimiento urbano debe darse de forma ordenada, no se pueden seguir conformando asentamientos humanos irregulares porque ello no conduce a un desarrollo urbano digno”, recalcó Aulestia. Con estas acciones, el MIDUVI busca garantizar el derecho a un hábitat sustentable, equitativo y adecuado para que las personas de bajos recursos vivan con dignidad.

Por su parte, Francisca Piedad Navarrete de 68 años, moradora de Las Marías, lamenta que, hace siete años, fue embaucada por falsos dirigentes que se le vendieron la ilusión de tener una casa propia, sin saber que los terrenos que ocupaban eran ilegítimos. “Yo lloraba, pues este supuesto dirigente hizo mucho mal, no entiendo por qué nos vendió tierras que no eran de él”, recuerda Francisca, mientras recorre su casa hecha de caña, sin servicios básicos.

Tanto Francisca Navarrete como sus dos hijas, Roxana y Liliana Vera, afirman haber perdido más de 11.000 dólares en la adquisición de cuatro solares vendidos por los traficantes de tierras.

Pero esta historia empezó a cambiar, pues la familia de Francisca fue una de las beneficiarias que, con mucha ilusión, recibió su certificado de posesión, pues ahora ella manifiesta que siente el respaldo del Estado para mejorar sus condiciones socioeconómicas.

A dos cuadras del solar de Francisca Navarrete, a través de un sendero de tierra lleno de charcos y lodazales, está Letty Vilela, otra madre soltera y moradora de Las Marías, que fue víctima de los traficantes de tierras en el año 2008.

“Nosotros no tenemos medidor de luz, la tomamos de un poste,  por eso mi casa se ha quemado en dos ocasiones porque las conexiones eléctricas no sirven y siempre hay cortocircuitos”, indica Letty, que también carece de servicios básicos e infraestructura sanitaria.

Vilela agradeció al MIDUVI y al Gobierno de la Revolución Ciudadana por estas primeras acciones, pues dice estar segura de que las condiciones de habitabilidad de su familia van a cambiar con la adjudicación de lotes y la promesa de cambio hecha por las autoridades nacionales.