Habitantes de reasentamiento Gatazo participaron en censo

Con el fin de elaborar un catastro integral del reasentamiento Gatazo, ubicado en el corredor vial Esmeraldas–Atacames, el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, a través de la Gerencia de Acompañamiento Social, realizó un censo informativo a las familias que viven en este lugar.

El censo se realizó entre el 15 y 17 de octubre. Alrededor de 30 personas fueron las encargadas de recolectar la información relacionada con el uso de las viviendas por parte de los beneficiarios, disponibilidad de servicios básicos, grado de instrucción, estado de salud y fuentes de ingresos económicos de las familias. La actividad se realizó sin inconvenientes y en los próximos días, se procesarán los datos.

Los resultados que arroje el censo, también servirán para planificar las políticas públicas orientadas a mejorar las condiciones de vida de las familias que habitan en este reasentamiento.

“Es importante que el MIDUVI realice el censo, porque nos permite saber si las viviendas están ocupadas y cuidadas por los propietarios”, señaló María Lamba, luego de recibir en su casa a Edison López, una de las 30 personas que trabajó en el censo. Esta mujer de 33 años de edad, madre de tres hijos, no tuvo inconveniente en proporcionar la información requerida.

El reasentamiento Gatazo, está dividido en etapas y comprende 568 viviendas, financiadas por el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda. La obra fue construida en el año 2010, con una inversión de 4’167.562 dólares y beneficia a las familias que vivían en sectores de riesgo de la ciudad de Esmeraldas, entre ellos La Burrera, San Jorge, La Cocoy, Betaña, El Faro y Casa Bonita.

Después del censo, las familias de este reasentamiento, recibirán jornadas de Acompañamiento  Social, encaminadas básicamente a crear normas de buena vecindad y cuidado de las viviendas.

La Directora provincial del MIDUVI en Esmeraldas, Liliana Sabando, destacó el trabajo y  organización de la actividad censal, por la importancia que representa para un buen funcionamiento del reasentamiento.