Ley de Suelo Habitat y Vivienda

Ley-de-Suelo-Habitat-y-Vivienda2

DESCRIPCIÓN LEY DE SUELO, HÁBITAT Y VIVIENDA
El proyecto de Ley Orgánica de Gestión del Hábitat, Suelo y Vivienda, promovido por la Subsecretaría de Hábitat y Asentamientos Humanos del MIDUVI y la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo, tiene como objetivo dotar a los municipios de las herramientas necesarias para planificar su ordenamiento territorial y hacer efectivo su desarrollo local.El ordenamiento territorial tiene como fin “complementar la dimensión económica y social con la dimensión territorial”[1], racionalizando las intervenciones sobre el territorio y definiendo las estrategias para su desarrollo. La política de suelo de cada gobierno local se implementa a partir de la definición y regulación del uso, ocupación y manejo del suelo, en respuesta a un particular modelo de desarrollo territorial.Planificar significa poner sobre la mesa los intereses de todas las personas y garantizar los derechos humanos por medio de actuaciones en el territorio. Es por esto que la planificación del territorio debe ser entendida como una construcción social y colectiva que le pertenece a la ciudadanía.

Se trata de un proceso político con base técnica, que requiere de soporte normativo y legislativo por parte del Estado. La Ley Orgánica propone definir el marco legal de acción para que los gobiernos locales puedan llevar a la práctica su propio modelo territorial, mediante la definición de instrumentos urbanísticos y de gestión de suelo. Al centrarse en el Plan de Ordenamiento Territorial, la Ley apuesta por el desarrollo de la autonomía de los GADs y por las condiciones locales concretas de cada municipio.
ASPECTOS LEGALES LEY DE SUELO, HÁBITAT Y VIVIENDA
La Ley Orgánica de Gestión del Hábitat, Suelo y Vivienda se basa en los principios constitucionales del derecho al hábitat y a la vivienda e implementa el desarrollo del derecho a la ciudad en base a la función social y ambiental de la propiedad (Art. 31 de la Constitución). Establece los límites y deberes de la propiedad individual con el conjunto de la sociedad, instituye el reparto equitativo de las cargas y beneficios, además determina la prevalencia del interés general sobre el particular. Se trata de una Ley Orgánica en cuanto establece la tutela estatal de derechos constitucionales.Garantiza las relaciones entre vivienda, servicios, espacio y transporte, equipamiento y gestión del suelo urbano; regula el Sistema Nacional de Catastro y permite la elaboración de políticas, planes y programas de hábitat y de acceso universal a la vivienda [1] (Art. 375 de la Constitución).Sus objetivos clave son garantizar el derecho a un hábitat seguro y saludable y el acceso a una vivienda digna para todas las personas; normar la gestión del hábitat, suelo y vivienda y prever la generación de normativas segundarias que permitan la implementación de las políticas de suelo.
BENEFICIARIOS LEY DE SUELO, HÁBITAT Y VIVIENDA
Los beneficiarios de este programa son los Gobiernos Autónomos Descentralizados del Ecuador