Miduvi invierte 529.000 dólares en proyectos de vivienda en La Concordia

A unos 30 minutos de la ciudad de Santo Domingo de los Colorados se encuentra La Concordia, cuya incorporación como el segundo cantón tsáchila data del año pasado, cuando se llevó a cabo una consulta popular en la que la población decidió democráticamente a qué provincia pertenecer.

Aquello permitió que una serie de procesos y obras que se encontraban en la jurisdicción de Esmeraldas puedan ver la luz, entre ellos los proyectos habitacionales que el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) tiene en beneficio de aquella parte del país.

Son tres los grandes proyectos que la cartera de Estado impulsa en La Concordia: Nueva Concordia-Vargas Torres que cuenta con 34 soluciones habitacionales; San Carlos, con 36, y Virgen del Cisne 3-Las Vegas 3, también con 36 y un bono de mejoramiento de vivienda.

La inversión destinada por el Miduvi para la construcción de estas 107 casas asciende a 529.027dólares. Las viviendas cuentan con una superficie de 42 metros cuadrados divididos en dos habitaciones, un baño, sala, comedor y cocina.

Los beneficiarios de estos proyectos han cambiado su estilo de vida en los últimos cuatro meses, cuando recibieron las llaves de sus nuevos hogares de parte de la Dirección Provincial del Miduvi de Santo Domingo de los Tsáchilas.

Una de ellas es Tania Calero ama de casa y madre de dos niños de 9 y 7 años, quien además trabajó directamente como un vínculo entre el Ministerio y la comunidad de Las Vegas 3, pues era quien explicaba a los funcionarios, técnicos y constructores las características de los terrenos y beneficiarios, y a sus vecinos, la obra que iba a realizar el Gobierno a su favor.

Sin embargo, más allá de aquella función, Tania es una de las personas que recibió su nueva casa, lo cual ha permitido un giro de 180 grados en su vida.

“Mi casa es la más bonita de todas, vivimos cómodos y tranquilos en un lugar al que queremos mucho porque es propio”, comentó con mucho orgullo la favorecida quien anteriormente habitaba en una pequeña mediagua que le prestó su madre.

A pocos minutos de la vivienda de la representante ciudadana viven sus amigos Verónica Zambrano y Daniel Cevallos, padres de dos niños de 9 y 7 años, quienes igualmente llegaron a su nuevo hogar el pasado mes de marzo.

“Formamos un grupo de familias que queríamos tener un lugar propio para vivir y nos ayudaron con el bono de la vivienda, luego de un tiempo vino el personal del Miduvi y construyeron la casa en unos 15 días, no pensaba que fuera tan rápido”, señaló Daniel, quien se dedica a la agricultura.

Su esposa agregó que agradece la labor del Gobierno de la Revolución Ciudadana, y espera que “ni el Miduvi ni el presidente (Rafael) Correa se imaginan lo felices que estamos en nuestra casa, que no cambien nunca y sigan ayudando a las personas de más bajos recursos”, afirmó.

Otra amiga de Tania es Marjorie Gutiérrez, quien habita en el barrio Los Ángeles y que está en plena mudanza de su antigua vivienda de madera, la que evidencia sus muchos años en pie, a su nueva casa de bloque y con todos los servicios básicos que el Miduvi le entregó.

La ciudadana tiene dos hijos de 13 y 15 años, y se encuentra a la espera de un tercero, razón por la cual ha tenido que esperar su mudanza y trabaja en el servicio doméstico.

Marjorie recuerda que presentó los requisitos que el Miduvi solicita para el acceso al bono de la vivienda, pero tuvo que esperar a que la Dirección de Esmeraldas del Ministerio transfiera la documentación perteneciente a La Concordia a su similar de  Santo Domingo de los Tsáchilas, proceso que concluyó a inicios de este año.

Tras ello la construcción de la casa de su familia tomó tres meses y ahora está lista para empezar una nueva vida en un nuevo lugar y para darle la bienvenida a su futuro hijo en un lugar cómodo, seguro y que cumple con todos los estándares arquitectónicos y de servicios.