Saltar al contenido principal

MIDUVI y Embajadas firman compromisos para revitalizar al Centro Histórico de Quito

lorem
probando

La tarde de este martes 18 de febrero, en medio de un acto protocolario, el Ministerio de Desarrollo Urbano de Vivienda (MIDUVI) oficializó el proyecto de Casas de Embajadas,  que es uno de los componentes primordiales que tiene el Proyecto Integral de Revitalización del Centro Histórico de Quito (CHQ).

Esta propuesta tiene como objetivo adquirir y recuperar casas patrimoniales abandonadas y que se encuentran en mal estado, para que, luego de ser  revitalizadas, se conviertan en embajadas y, en algunos casos,  en residencias diplomáticas.

Esta Cartera de Estado, en coordinación con el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, busca convertir al CHQ en un núcleo vivo, para que la capital ecuatoriana se posicione como una ciudad global y transfronteriza.

Por lo tanto, el MIDUVI trabaja en la recuperación del valor arquitectónico y patrimonial de la ciudad, mediante la dotación de infraestructura, espacios verdes, rehabilitación de bienes inmuebles y la puesta en valor de monumentos históricos, sobretodo porque Quito fue la primera ciudad del mundo en ser catalogada como Patrimonio Cultural de la Humanidad, en 1978.

El  evento,  que se desarrolló en las instalaciones del ex Colegio Simón Bolívar, ubicado en las calles Benalcázar y Cuenca, contó con la participación de los ministros de Desarrollo Urbano y Vivienda, Diego Aulestia; Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, Ricardo Patiño; y  el alcalde encargado del Municipio de Quito, Jorge Albán.

Además, asistieron los representantes de las Embajadas de Nicaragua, Sidhartha Marín; El Salvador, Luis Alberto Córdova; de México, Jaime del Arenal; de Palestina, Hani Remawi; y el representante de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ecuador, Diego Zorrilla; con quienes el ministro Aulestia suscribió las cartas de compromiso que ratifican la decisión de adquirir un bien patrimonial en el casco colonial, y a partir de ello se fija el inicio de las acciones de intervención en los cuatro inmuebles destinados para las embajadas y la Sede de la ONU.

Por otro lado, con la finalidad de socializar el proyecto, se presentó una expresión de interés por parte del representante de la Embajada de Francia, Pierre Eví.

En el caso de la ONU, el bien patrimonial que está destinado para la Sede de este organismo es el ex Colegio Simón Bolívar, en el cual se concentrarán aproximadamente 400 empleados. Este edificio histórico también se adecuará áreas culturales y de esparcimiento para que los capitalinos compartan mutuamente con el máximo organismo internacional.

En su intervención, Diego Aulestia señaló que el Centro Histórico aporta con belleza, tradición e identidad, pero que está sometido a un proceso considerable de despoblamiento, pues desde la década de los 90, más de 18.000 habitantes abandonaron este sector. Por ende, con estas intervenciones, se pretende recobrar esa habitabilidad.

“El Proyecto de Revitalización del CHQ está concebido para recuperar el carácter patrimonial  de la zona, donde se respete la heterogeneidad de su pueblo, ya que busca mejorar y garantizar la calidad de vida de los pobladores que viven en esta parte de la ciudad”, acotó Aulestia.

Con el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores, el MIDUVI ha logrado la difusión de este proyecto entre los cuerpos diplomáticos de América Latina y otras regiones del mundo. El canciller Patiño mencionó que la presencia de las embajadas es una iniciativa del Gobierno de la Revolución Ciudadana para la construcción  de una identidad nacional con proyección internacional.

El Gobierno Nacional, a través del MIDUVI, trabaja en beneficio de los capitalinos, con el propósito de que se garantice el derecho a la ciudad, dentro de un entorno amigable y seguro; pues con la presencia de las Embajadas, el CHQ se volverá más turístico y seguro para los habitantes.