Saltar al contenido principal

Olfa Azucena, una mujer heroína para sus tres hijos.

Ministro Xavier Torres comparte con Olfa (i) La Joaquina que cuida a sus tres hijos; dos de ellos con discapacidad.

11.05.2018 (Guayaquil)

A sus 37 años, Olfa Azucena Bermeo también se ha convertido en padre para sus tres  hijos: Ricardo, de 17, Victoria, de 14 y Emili, de 13. Los cuatro viven desde hace 6 años en una modesta vivienda ubicada en la Ciudadela Modular,  situada en el cantón ferroviario de Durán, provincia del  Guayas.

Dos de sus hijos merecen cuidados especiales. Pues el mayor, Ricardo, nació con una enfermedad que lo lleva al borde la muerte, pero sabe que con su amor y dedicación, él se mantiene feliz para seguir en esta  vida.

“Al nacer le diagnosticaron una rara enfermedad (Tratología de fallot). Que su corazón es demasiado grande y aunque los médicos me decían que en cualquier momento podía morir, yo decía no”.

Ricardo posee una discapacidad del 81%, estudia en una escuela del Gobierno situada en el mismo cantón donde viven, pero en una zona alejada de la casa. Por razones de salud su actividad física está reducida. Un sobre exceso de agotamiento podría ser fatal, pero él se mide y sabe hasta dónde llegar.

Olfa Azucena asegura que Ricardo está consciente de las circunstancias por las que atraviesa, y esto no lo hace menos a él, quien disfruta de la vida día a día. Sin embargo, ella reconoce que hay momentos “que la preocupación me quebranta, pero yo me vuelvo a levantar”.

Como madre ha sido un pilar fundamental en la vida de sus 3 hijos, como mujer ha tenido que enfrentar la vida sola. Se separó de su esposo hace 13 años, desde entonces al igual que antes solo se ha dedicado al cuidado de ellos.

Su última hija, Emili, también tiene discapacidad. La niña, de rostro alegre, posee una discapacidad visual del 71%.   “A mi hija le detectaron microstalmía (ojo no desarrollado). Nació con un tumor en el ojo izquierdo, tras varias operaciones y exámenes detectaron que fue benigno.

Una visita especial y con una gran sorpresa

Se aproxima el Día de la Madres y Olfa Bermeo se siente feliz. El pasado jueves 10 de mayo llegó hasta su casa Xavier Torres, Ministro de Desarrollo Urbano y Vivienda.

Durante la visita, el Ministro también le trajo buenas nuevas. Primero la felicitó por ser una madre ejemplar, una madre Joaquina, que cuida de sus tres hijos y en especial de Ricardo y Emili.  De forma directa trajo el mensaje del presidente Lenín Moreno y de su esposa Rocío González de Moreno, quien preside el Comité Interinstitucional del Plan Toda Una Vida y lidera el programa Las Manuelas, que ofrece  atención integral a personas con discapacidad.

Esa tarde, Olfa también recibió por parte del Ministro Xavier el ofrecimiento de una vivienda en la tercera etapa de Socio Vivienda, proyecto habitacional del MIDUVI, ubicado al noroeste de Guayaquil.  Ella quedó inquieta por trasladarse a su nueva casa, que será entregada en unas semanas más.  Pero su mayor alegría fue escuchar que su hija Emili recibirá atención médica para que le coloquen una prótesis ocular.

Al caer la tarde y tras tomarse un “Café con la Joaquina”, el Ministro Xavier recibió un mensaje sencillo, pero muy profundo por parte de Olfa. “Estoy muy agradecida con Dios, quien hace todo lo posible en este mundo, también agradecida con el señor Presidente y su esposa…  y muy conmovida porque es más de lo que pude esperar… es algo que lo siento en mi corazón y no tengo palabras… sé que no estamos solos”.