Saltar al contenido principal

Vecinos de Nuevo Ceibos, en Guayaquil, se capacitan para cosechar sus propios alimentos orgánicos.

Los vecinos de la urbanización Nuevo Ceibos, ubicada al norte de Guayaquil, se capacitaron sobre el manejo e implementación de huertos orgánicos familiares, limpieza de maleza y ciclo de cosecha. Actividad que se realizó hoy viernes 11 de enero, y coordinada por los Gestores de Comunidad de la Secretaría del Plan Toda una Vida.
Los conocimientos que recibieron por parte de los técnicos de la Prefectura del Guayas fueron puestos en práctica en el huerto orgánico de la urbanización que tiene más de mil metros de extensión. “Este es un plan piloto en el que han participado cerca de 20 familias con quienes sembramos diversas plantas y hortalizas para su consumo. Hay que destacar que en esta urbanización viven muchas personas con discapacidad que requieren alimentarse de forma saludable”, indico Giovanni Bastidas, técnico de la Prefectura del Guayas.
Zapallo, rábano, orégano, lechuga y albaca, son algunas de las especies de plantas que Mariana Cifuentes ha cosechado junto con sus vecinos. “Soy feliz realizando esta actividad porque me mantengo ocupada y útil. Estar en silla de ruedas no me ha impedido cultivar mis propios alimentos para alimentarme bien”, indica esta mujer con más del 50 % de discapacidad quien vive junto a su hija.
Con el acompañamiento de los gestores de comunidad, las familias divididas en varios grupos plantaron diversas semillas, mientras que los niños y niñas cosechaban el cebollín, que demora 40 días en crecer, dijo Gustavo Cruz, vecino de la urbanización.
“Hemos podido trabajar con las familias desde el inicio de este proyecto que ha sido muy enriquecedor ya que es una labor que se realiza en comunidad, donde todos podemos aportar y fortalecer nuestros lazos como vecinos y lograr una convivencia armónica”, indicó Cruz.
Finalizada la etapa de capacitación, que tendrá una duración de ocho semanas, los técnicos de la Prefectura del Guayas visitarán una vez a la semana el huerto para constatar su producción y mantenimiento.
La creación de huertos orgánicos en las urbanizaciones de la Misión Casa Para Todos a escala nacional, es una iniciativa de Rocío de Moreno, presidenta del Comité Plan Toda Una Vida y embajadora de la metodología Tierra de niños y niñas (TiNi), con la finalidad de incentivar a la ciudadanía a sembrar y cosechar sus propios alimentos; y a su vez aportar en el cuidado de la naturaleza. En todo el país ya se han implementado varios huertos orgánicos como en Huarcay, al sur de Quito; en Manta, en Ceibo Renacer; en Antonio Ante, provincia de Imbabura, entre otras urbanizaciones.